Con el “acompañamiento”, reemplazamos el antiguo concepto de “terapia”, para enfatizar que las condiciones del espectro autista no son ni trastornos ni enfermedades.

El acompañamiento individual en autismo consiste en brindate un espacio de escucha, autoconocimiento, reflexión, aprendizaje y contención a través de herramientas basadas en el paradigma de la neurodiversidad y la psicología.

Luego de la detección diseñamos un programa especial para la persona autista verbal (incluidos aquellos que antes se denominaban “Asperger”) que se centre en el fomento de la empatía a través sus fortalezas específicas (las capacidades de sistematización que poseen) y el trabajo en habilidades sociales; asimismo, en el conocimiento de su condición como forma de poder comprenderse mejor en nuestro mundo en relación con los otros.

Este servicio es llevado a cabo por guías especialista en autismo, cuya trayectoria se puede consultar con facilidad en este sitio Web.

Este proceso se enmarcará en base a objetivos que podrás definir en conjunto a partir de la primera sesión, pero que a través del tiempo se pueden ir transformando de acuerdo a las necesidades que surgan para ti.