La autoestima puede definirse como la percepción emocional que una persona tiene
sobre sí misma. Es algo así como el valor que sentimos por nosotros mismos
reconociendo nuestras fortalezas y retos. La autoestima se construye con la
experiencia de cada uno y es la que permite valorar el autoconcepto que influye en lo
que nos decimos.
En nuestras sesiones consideramos importante reforzar la autoestima en todas las
edades, enfocándonos no solo con el individuo, sino también con las personas que
conviven, debido a que una buena autoestima comienza a construirse en ese primer
ámbito afectivo que es la familia. Una persona cuando es segura de sí misma estará
dispuesta a seguir sus metas y lograr cumplirlas.

¿Cómo podemos reforzar la autoestima en las personas autistas?

  • Valorar sus habilidades y fortalecer un adecuado conocimiento de sus
  • fortalezas.
  • Hacerlo sentir aceptado tal como es, esto se logra respetando y tomando en
  • cuenta sus ideas sentimientos y opiniones.
  • Evitar señalar sus debilidades a punto de reproche, al contrario, explicar que
  • ustedes también pasaron por alguna situación similar y como lograron
  • mejorarla.
  • No hacerles diferencias por sexo, hacerles saber que todos tienen las mismas
  • responsabilidades en casa y los mismos derechos en los diversos ámbitos.
  • Los logros deben ser valorados por todos los que viven en casa.
  • Utilizar el apoyo social, por ejemplo, clubs de intereses y de juegos para facilitar el
  • entorno con amigos y así ofrecerles las oportunidades de interactuar con sus
  • compañeros.

Escrito por: Julissa Vernal / Psicóloga en EITA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

7 + 1 =