Las conductas autoestimulatorias, denominadas “stimming” por sus siglas en inglés, son parte fundamental de nuestra experiencia como personas autistas. Ya sean aleteos, movernos de un lado a otro, hacer girar algunas extremidades, correr u otras, nos sirven como no se tiene idea.

Este ha sido nuestro mensaje central para el 17 de septiembre. Y vale la pena enfatizarlo: apoyar nuestro “stimming” requiere de conocerlo, aceptarlo como normal y saberlo guiar. Eso nos permitirá ejercerlo mejor y de formas más “socialmente aceptables”.

Confiamos en que nuestro esfuerzo institucional tendrá este resultado. Esperamos resultados muy positivos en nuestro público autista.

Escrito por: Mario Puga / Activista en EITA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

doce − seis =