Cuando los padres reciben un diagnóstico una de las preguntas más frecuentes es sobre contexto escolar: ¿Será adecuado? ¿Debería cambiarlo?, ¿Cómo se si es el indicado?, entreotras dudas.
Es importante que el colegio que consideremos, brinde los apoyos que nuestros hijos puedan necesitar. Asimismo, más allá de cumplir o medir de una forma específica un aprendizaje, consideren diversas alternativas para consolidar los conocimientos. Muchas veces se centran en el objetivo y dejan de considerar el proceso. Por ello, es importante conocer sobre los ajustes que realizan o consideran hacía nuestros hijos a nivel de accesos y curriculares.

El involucramiento por parte del colegio generará que este espacio se convierta en un entorno seguro para la familia y el participante. Respetando sus ritmos de aprendizajes y considerando cómo aprenden desde su mirada, brindando herramientas y acompañándolos a nivel emocional. De esta forma, deben proporcionar materiales o alternativas adecuadas a las necesidades educativas de cada uno de los estudiantes. Es importante que los colegios cuenten con un equipo de profesionales docentes y no docentes capacitados para atender a la diversidad de estudiantes.

El entorno escolar es un espacio importante en la vida de todos, por ello deberían de ser responsables y conscientes de su rol. Ayudando a los padres a reemplazar sus preocupaciones por comprensión, sus cuestionamientos en confianza y soporte. Resignficar sus experiencias, considerando posible aquello que no creían. Necesitamos trabajar en nosotros para poder comprender y considerar los cambios que NOSOTROS requerimos hacer, no ellos (Prizant yFields- Meyer, 2015)
Escrito por: Lourdes López / Psicóloga en EITA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

10 + 18 =