Temas que necesitan de nuestra comprensión

La activista autista Kirsty Anne, nos recuerda, gracias a un artículo de hace no mucho, aspectos sobre el espectro autista y la neurodiversidad, los cuales necesitan de mayor comprensión, incluso tras haberse expuesto en múltiples ocasiones. Exploremos algunos de estos.

Para empezar, Anne resalta el hecho de que el autismo no es una enfermedad, sino una diferencia neurológica. A esto, hay que añadir el hecho de que muchas personas autistas tienen problemas para identificar emociones; esto no signfica que las personas autistas “carezcan de empatía”. Se tiene que insistir en tales realidades por el hecho de que, hasta ahora, persiste el mito de que el autismo puede ser “curado”, así como tampoco se puede interpretar la condición autista como una suerte de “pérdida” de emociones. Del mismo modo, es un error suponer que las personas autistas son introvertidas de por sí.

Anne también describe el hecho de que las personas autistas pueden sentirse muy abrumadas, reacción que puede devenir en colapsos emocionales. De ningún modo se deben confundir con rabietas, son fenómenos diferentes. Por otro lado, también se necesitará paciencia a la hora de que una persona autista necesite comprender cognitivamente un concepto. Ambas ideas se vuelven fundamentales para la educación.

De este modo, no se debe generalizar la inteligencia o las habilidades cognoscitivas de personas en el espectro. Como las personas neurotípicas, existe todo un abanico de habilidades cognoscitivas en la gente autista, desde inteligencia “promedio” a quienes requieren apoyos cognoscitivos. De la misma forma, es imposible reconocer el autismo con la mera vista. Tampoco resulta correcto encasillar la complejidad del espectro autista en “bajo funcionamiento” y “alto funcionamiento”. Lo mejor para trabajar con las personas autistas es tomar el espectro en toda su complejidad.

Asimso, cabe mencionar que se menciona el hecho de que las mujeres autistas parecen lograr enmascarar las particularidades de su condición; tal “camuflaje” puede resultar en problemas psicológicos de múltiple índole, como colapsos emocionales. Tal asunto se necesita tomar muy en cuenta para el trabajo que se viene realizando con mujeres autistas.

Recomendamos dar una leída al artículo, y que tomemos en cuenta que se necesita recordar tales temas. Son una muestra del trabajo que necesitamos continuar realizando.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *