Ser Asperger…


(Obra del artista asperger Peter Myers)

Compartimos con ustedes este poema – reflexión – manifiesto de nuestra amiga Lieska Yorlet Alvarado Contreras. Creo que pocos textos resumen con tanta claridad, belleza y desafío la condición de ser Asperger en este mundo:

Lo difícil es querer y que quieran que dejes de serlo! Aspie
Lo difícil es levantarte cada mañana y tener que sonreír, gesticular, amar, llorar a través de un manual.
Lo difícil es tener que fingir para poder ser aceptado… finjo
Lo difícil es aprobar el curso de Hipocresía para ser sociales
Lo difícil es la soledad impuesta antes de sentir el rechazo
Lo difícil no es ser Aspie, lo difícil es vivir sin serlo

11 thoughts on “Ser Asperger…

    1. Gracias, Diana Aguirre, este escrito significa muchisimo para mi, luego de compartirlo he ganado, amigos en la red, que dia a dia enriquecen con sus experiencias, que ha servido de apoyo para entender a mis hijos Aspergers y a mi misma, (soy asperger y 2 de mis 3 hijos son asperger). Es grato saber que le pareció “maravilloso”.

  1. Me parece que el problema de los Asperger, somos todos los que no somos Asperger y queremos que todos sean como nosotros. Me encanto lo que expresa Lieska, es toda una leccion de vida. Gracias Lieska.

    1. Gracias, a usted Marilu Elias Plaza, el escrito fue el resultado de dias y noches en el proceso de conocimiento y aceptacion, luego que fui diagnosticada como Asperger, luego de conocer que era Aspie (me encanta llamarme asi) logré entender que habia pasado y pasa en mi vida, que soy lo que me tocó ser, que poseo un abanico de posibilidades para desarrollar, que antes ocultaba, que reconozco que me afecta y lo evito…y desde entonces mi experiencia de vida ha mejorado, con sus altibajos, pero “Ya sé” y lo mejor de todo, sentir la necesidad que de alguna manera aportar un granito de arena para que el mundo sepa que al tener alguien cerca con esta condicion no hay porque estar tristes o decaidos al contrario que con el apoyo de los “neurotipicos” podemos compartir nuestras virtudes y juntos minimizar nuestras debilidades.

  2. no se si algo de esto tengo, siempre he tenido problemas para relacionarme con los demas pues sus actitudes falsas me hacen daño, no tengo amigos y me encanta aislarme y si es posible que la gente que esta a mi lado no me hable. dicen que soy conflictiva por exigir honestidad, lealtad e integridad es dificil vivir en este planeta.

    1. Maria Isabel Abarca, si, es dificil vivir en este planeta… pero esto aplica a toda la neurodiversidad, porque mientras los “aspies” luchamos por un mundo tolerante, no entendemos la deslealtad, deshonestidad, la hipocresia y tantas otras normas sociales, los neurotipicos deben luchar por un estatus, vanidades, encajar en los grupos, ser aceptados, ya que ellos si entienden lo que deben hacer y ser, y me pregunto: cuantos de los neurotipicos desperdician cosas maravillosas de su ser interno y del mundo exterior por vivir socializando y estresados por mantener un sitio grupal, cuantos pensamientos tapan sus bocas y corazon por temor a expresar y ser rechazados.
      A cambio de nosotros que soltamos libremente al mundo nuestro sentir, se tu misma pero asi como le exigimos tolerancia a los neurotipicos estamos en la obligacion de ser tolerantes y amorosos con ellos, respetando su modo de vida.

  3. Buenas Tardes Lieska, Soledad y esta carta es también para el doctor Ernesto Reaño y para el blogger de esta noble causa; es larga la carta, así que dense su tiempo léanla y contéstenme pues es importante saber su opinión:
    Desde inicios del 2006, en mi intento por pasar bien mis vacaciones y por divertirme con las nuevas cosas que había conocido y con los nuevas amistades que había encontrado intenté incorporarme de mayor forma a la vida social natural y corriente, de todos los seres humanos “neurotípicos”. Fue en este contexto, también que la chica, de la cual hablaba me contaba sus dificultades y nos entendíamos bien. Pero yo no sabía lo que me había empezado a ocurrir. Tenía dudas sobre aspectos terrenales y vitales, lo que concernía al más allá y aspectos en general como filosofía de vida y de estilo de ella. No sabía, ni tenía definida mi vida, ni mi futuro. Era el único ser que se ponía a pensar en la inmortalidad, sin haber llevado filosofía y que tenía un vicio por aspirar al Bien (lo máximo o el máximo fin en Platón), extraño, ¿no?. Tuve tantas dudas y tantos miedos y el seguir aparentando y seguir en estado de alerta por mi universidad, que empezaba y que desde el comienzo estuve en riesgo de ser expulsado. Ello confluyó, confluyó de forma grave y decisiva a que en Enero, Febrero del 2006 me dieran ataques de pánico o dolores en el pecho, como taquicardias, falta de respiración, el aliento se me iba, me sentí casi “en la otra”, dos veces, incluso. ¿Qué pasó, a continuación? Lo que se esperaría, no me controlé y empecé a contar todas las cosas que me pasaban, pues creí que encontraría una respuesta, además creía que las demás personas tendrían o sabrían lo que me pasaba. Pensé ingenuamente, que los amigos eran como tus chocheras, hermanos, yuntas y hasta las amigas, hermanas, chocheras y como casi casi una enamorada, pero que no es pes. Tendría miedo pues pensaba que si me quedaba con los problemas dentro me podría dar un infarto y me podía morir.
    Por presión de grupo escuché bandas metal (las cuales no son satánicas y hoy, que estoy mucho mejor lo puedo atestiguar, sino que por el movimiento me descontrolaban y me ponían demasiado hiperactivo) y hasta tomaba, por otro lado vi telenovelas mexicanas en las que se quemaban casas y hasta se asesinaban y veía Alias en AXN y en Sony Entertainment que era una serie (un enlatado gringo) de una agente (Jennifer Garner) que tiene una doble vida como una chica demasiado sociable que trabaja en una universidad y que es agente de dos instituciones secretas que, dicho sea de paso, mandan a matar, la CIA y la SD-6 (la última una institución inventada) por información divulgada o por espionaje, o porque son seguridad del mundo, y habían asesinatos televisados a cuchillo, a pistola y violaciones, etc. Toda la aberración de la sociedad en un sólo programa. Simplemente, fue un desencadenante, una primaria dura, una secundaria más violenta y un inicio universitario muy abrupto. Se me dio por quedarme en un inicio pegado de mis cosas valiosas, comencé a tener miedos de todo, no supe de las cosas que debía y no debía decir, tenía miedo de la muerte sobre todo y del castigo divino etc. y de mi propia naturaleza, de los terremotos, (como ahorita cuando escribo), etc. Me dediqué a comprobar y a revisar que no se llevasen acabo mis pensamientos, mis ideas y tuve un miedo difícil, bastante difícil de describir, sentía que mi corazón se exprimía cuando veía un disco original (tendría miedo de hacer un acto que lo dañara), cuando entraba al baño, pues creía que todos mis discos, dvd’s y tb. revistas y apuntes se irían por el retrete (esto fue debido a un video de una cantante americana, en la que ella lanzaba su celular al retrete, pues se enojó de que su novio le escribiera mucho, supongo, o de que la persiguiera -una neurotípica, ¿qué coincidencia, no?-) y ello fue como el inicio de 3 años, pues se extendió durante la fecha indicada, pero claro, en ese momento, no sabría cuándo acabaría (es natural, los pobladores de Francia que morían por la peste negra, no sabrían que era una gripe como el resfriado, el tosido o una bronquitis, que son enfermedades más nocivas, y menos cuando se curaría, hasta que Flemming en el siglo XX, descubrió la penicilina y, por accidente) mi problema. Es más que evidente que fui a psicoterapeutas y psiquiatras, desde el 2001 o 2000 mismo, sin embargo hacia el 2006, se diagnosticó el origen de mi dificultad inicial, pero no la trascendente. Los primeros psicoterapeutas me trataron por dificultades motrices y por relaciones sociales, pero no se fundaba la certeza, no aprendíamos cuál era el plan que se debía seguir para llegar a una certeza mayor. El 2006, llegamos a esa primera certeza, pues se le consultó a un psiquiatra, el cuadro general de desesperación, como se conocía hasta ese momento. Para ese momento, había llevado un curso de Psicología en mi universidad, Clínica, por supuesto, pues no había espacio para la Social, menos para la Educacional. Y en una de las clases escuché la palabra compuesta: Trastorno Obsesivo Compulsivo o abreviaturas: ( T.O.C.) No hubo gran información en mi cuaderno y en el curso pero entendía de lo que se trataba, sólo que nunca en mi vida, hasta lo neurotípicamente normal, me sonaba extraño, pensaba sólo soy medio tonto, nada más, pero no tenía ningún problema, o quería negarlo. Siempre derogué todo lo que tendría que ver con enfermedad, y menos con una condición de vida. El 2007, lo interpreté y se tendió a hacerse más público. Mientras tanto, mi vida social, entró en un caos, las personas que alguna vez me confiaron su amistad, me dejaron, las personas en quienes confié más me habían dado la espalda y mis primas a quienes les hablaba de mi problema, les era insoportable escucharme, pese a que humanamente lo intentaban. Por supuesto la chica de la que hablé anteriormente, le conté problemas, me aguantó, pero se peleó conmigo y no quiso escucharme más. Creía que era un enfermo, que estaba mal, que la asfixiaba, que hasta la acosaba y que incluso quería acostarme con ella, juzguen uds. mismos si es verdad ello. Me dijo que era por el TOC, que yo la perseguía y que no me encontraba bien y estable como para frecuentar a personas y para ser aceptado. No la culpo. Aguantó lo que pudo. Mis psicólogos intentaron buscándome técnicas, terapias y formas de que dejara de tener el pavor que tenía a las cosas que hacía. Me había conminado a una cama, a mi cama con un pavor, ansiedad, miedo, angustia, inconmensurable. Había dejado de realizar mis actividades normales. Una psicóloga a quién le tengo afecto, pese a que no la veo, estuvo cerca de solucionarme el tema, de llegar al punto de partida. Si no hubiera sido por ella, este camino, no se hubiera realizado y esta carta, no se habría escrito. Sin embargo, ella no lo pudo solucionar. Cambiamos de Psiquiatra. Mientras tanto las relaciones interpersonales eran cada vez peores, me peleaba con todas las chicas que conocía, me aislé por 2 largos años, me fui de la universidad (motivo por el cual aún sigo en Generales Letras) y me peleaba con mis primas, osea hasta que no diga que no haya absolutamente nadie que quería estar conmigo, osea no estaré totalmente sólo, pero estaba muy cerca. Ahora sí permítanme hablarles de las personas que me tratan hoy en día. Mencionaré sus nombres, pues son los partícipes de que hoy esté de nuevo en otro camino y mejorando e incorporándome a la sociedad, de forma adecuada. El Psiquiatra Javier Saavedra, quien tiene su consultorio particular en Pardo, con Martir Olaya, en Miraflores y que es encargado en el hospital Noguchi, de atención psiquiátrica, me diagnosticó oficialmente la enfermedad (T.O.C.) y tiempo después, me informó que mis características presentaban alto porcentaje de chico con el Sindrome de Asperger…por ello es que apoyo la noble causa de esta página web, e insto a que coloquen más información y más datos en ella, más información sobre comportamientos y actitudes que deben ser aprendidos por los Asperger o aspie. Este psiquiatra, estuvo probando con pastillas asociadas a los neurotransmisores y finalmente dio con un medicamento: Seroxat (antidepresivo y activador de neurotransmisores o serotonina, la cual involucra la anti-repetición, etc.) y con otro Ilimit. Fue un trabajo muy arduo. Muy arduo, de aproximadamente 2 años y medio, hasta 3, pues aún hoy continúa. En 2008, cambié de psicóloga, y la psicóloga actual que me atiende es la doctora Azucena Guido. Es importante mencionar su nombre, pues es de utilidad saber que se puede hacer presente, a personas que tienen TOC, una arma fundamental para combatir su problema. Esta profesional se especializa en el tratamiento del TOC, en terapia cognitivo-conductual, la cual guarda relación con el tratamiento de la enfermedad mencionada y con la mejora de conductas como “neurotípicamente incorrectas” y progreso de forma completa y constante, eso se ofrece, pero depende del usuario. Finalmente la doctora Guido, interpretó lo que yo tenía y nunca me dio la solución facilita…nunca me dijo haz esto…..siempre me hizo analizar, ser más cauto con lo que hago y me trató de forma que la vida que tengo, es mejor me parece que la que tenía incluso antes del 2005. Hoy en día hablo un idioma más, leo bastante (en parte gracias a una escuela de lectura veloz) y me va bien en la universidad, tengo más confianza, me relaciono de alguna manera más con las chicas y chicos, y sobre la carrera: voy a Ciencias de la Información, es cierto Bibliotecología, pero no es que sea un estereotipo de un asperger, simplemente me fascina el orden y el aprovechar mi tiempo para leer y sí pasaría en una biblioteca.
    Ahora, quiero hablar sobre un archivo que colgaron de Los Asperger y la Sociedad, o una explicación sobre Los Mitos sobre las Relaciones Sociales. La verdad, aún no sé, desconozco completamente, o no tengo la certeza extrema de que sea un asperger. No quisiera incluirme hasta saber que es cierto totalmente ello. Pues tengo conductas muy cerradas algunas veces y soy muy “anti-social” o nada “neurotípico” para algunos actos. Algunas veces, hasta tuve comportamientos obscenos en público, pues no sabía los límites del pudor, etc. A la vez siento, bueno, hoy en día, que la verdad me comporto tan bien en público que ya empecé a dudar de mi condición como asperger, comprendo chistes, tengo más amigos, me manejo bien grupalmente, por la calle y hasta controlo mis reacciones y acepto bromas, pero se deberá al cambio supongo, ¿No? Y finalmente, quisiera saber ¿cuánto repercute el que haya tenido y que tenga, pues lo tuve, y el hecho de tenerlo, es inevitablemente de por vida, el tener TOC, en el desempeño social? Y me parece raro ser afectivo con las mujeres, pero lo he sido entonces, si la característica de los asperger es de ser muy hiper-sensibles o de dar afecto a quien creen conveniente, ¿Por qué me agrada tanto que me bese y me toque una mujer que a mí me fascine? Y por último, con estas características, si soy asperger, ¿Puedo ir a recibir más información a eita y a intentar adaptarme más a la sociedad? Algunas veces dudo mucho sobre aspectos como ser muy cortés y contar o no contar mis dificultades. Además estoy en un grupo de chicos de 18 a 20 años, pese a que cumplo el 29 de sept. 23 años. Y necesito ser lo más normal o neurotípico posible, pues no quiero que hacerlos huir…y no es que como me dicen los fuerce a estar conmigo, pero yo quiero mantener la amistad y necesito portarme bien para ello con los códices que la sociedad y los neurotípicos piden, y también en mi vida laboral. Y please please please please!!! Continúen con esta labor, esta noble, laudable y única labor que los hará dejar de ver a los neurotípicos sociales o a los que dicen llamarse así como los normales y los asperger, los autistas o los chicos con alguna “discapacidad” o neurodiversos (la palabra correcta como uds. lo fundamentan) como los genios, los freak, los extraños, los bizarros, hasta los enfermos, pues se obsesionan con cosas que a la mayoría les importa pero pasar de largo. En el transcurso de estos días les enviaré más información sobre mi caso. Please contéstenme si pueden personalmente al mail siguiente: francovg_l@hotmail.com, o a a20058176@pucp.edu.pe Les estaré eternamente agradecidos.
    Muchas Gracias de Antemano a Lieska, a Ernesto Reaño, al blogger que debe de ser el periodista de la PUCP, a cargo del programa y a Soledad, por su comprensión.

    Hasta luego y Saludos Cordiales.

    Franco Vargas Lama (dni 44700561)

  4. Después de tiempo, siento que vuelvo a encajar en un grupo, gracias a los creadores de este sitio.
    Luego de dar varios tropiezos sociales en mi vida, deprimida por no comprender, por no entender mi gran antisocialidad en contraposición a mi destacada inteligencia, comencé a sospechar y a buscar respuestas, investigando me di con la sorpresa que es muy posible que yo tenga el síndrome de asperger.
    La soledad es mi paraíso, la gente dice que soy muy sensible, antisocial, muy inteligente pero rara, lo que ellos no saben es aislandome soy feliz, que mi mundo interior tiene mucho que dar, y que mi sensibilidad no acepta la hipocresías. Si ser aspie es ser lo que soy, entonces comienzo a ver una luz en mi vida.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *