Recordatorio de Jim Sinclair

Ser autista no significa ser no-humano. Pero significa ser un extraño. Significa que lo que es normal para otras personas no es normal para mí y que lo que es normal para mí no es normal para otros. En ciertas tareas estoy terriblemente mal equipado para sobrevivir en este mundo, como un extraterrestre perdido sin un manual de orientación.

Pero mi personalidad está intacta. Mi individualidad no está dañada. Encuentro un gran valor y significado a mi vida y no quiero ser curado de ser yo mismo. Si quieres ayudarme, no trates de cambiarme para que calce en tu mundo. No trates de confinarme en alguna minúscula parte del mundo que puedas haber cambiado para que encaje. Concédeme la dignidad de conocerme en mis propios términos: reconoce que somos igualmente extraños el uno para el otro, que mi manera de ser no es meramente una versión dañada de la tuya. Cuestiona tus suposiciones. Define tus términos. Trabaja conmigo para construir más puentes entre nosotros.

Jim Sinclair (1992)

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *