Proyecto Mujeres

Hoy a mis 33 años con una vida hecha y después de tantas experiencias de haber sentido por esos 33 años que no pertenecía a ningún lugar; porque mi manera de ser era extraña para el resto no solo de mi familia, ya que siempre fui rebelde, engreída, sumamente sentimental, ingenua e infantil si no para el resto de personas y no solo eso porque claro cualquiera podría pensar que tiene de extraño, también mi frialdad y poca tolerancia a ciertas situaciones, mi exagerada puntualidad, mis ansiedades y frustraciones y así podría mencionar mil características más. Después de todo una serie de acontecimientos y experiencias un día no cansada si no irremediablemente obsesiva por saber porque soy así; una amiga me dijo algo que yo ya sabía porque trabajé con personas con mi condición sin saber; me sugirió que busque la respuesta y así fue llegué a EITA, yo ya sabía del gran trabajo de Ernesto por las conferencia que asistí y finalmente encontré no el nombre si no la respuesta y fue el fin de mi búsqueda y el inicio de mi vida esa a la que yo pertenezco y fue el día más importante de mi vida porque nací y finalmente soy yo. Pero si esto lo hubiera sabido antes, si mi vida hubiera sido distinta, ya que la sobreprotección hubiera sido mayor y no hubiera vivido todo lo que viví para aprender a sobrevivir en este mundo hostil. Aprendí mucho siendo neurotípica y conocí a grandes amigos y el amor. Y eso no lo cambiaría es cierto me costó y aún me cuesta entenderlos, pero día a día gracias a mis terapias individuales y en grupo en el taller de adultos; en el cual he conocido y hecho grandes amistades asistiendo a EITA, me ayuda día a día y sé que lograré y aprenderé a aceptar otro tipo de pensamientos que si bien no son como espero, pero de los cuales debo entender. También sé que hay un taller de mujeres adolescentes y pienso que debería haber uno de adultas o que ambos se complementen.

Hoy en día se habla más y se conoce un poco más sobre el Autismo, pero solo en hombres y toda la información está basada en ellos y si bien no está del todo clara, en el caso de las mujeres es aún menor. Por eso que se está lanzando un proyecto de mujeres Autistas, el cual definitivamente apoyo y comparto; es algo que no debe quedar en esa palabra PROYECTO sino que debe trascender, que más investigadores, profesionales y sobre todo padres de familia deben interesarse y comprometerse. Y que las mujeres, al igual que yo, toda su vida sintieron lo mismo y aún sienten que algo no está claro, busquen, infórmense y dejen la duda, el temor a ser vistas de otra manera porque cada una es maravillosa siendo quien es. Este proyecto es un precedente para cambiar esta sociedad machista en donde a la mujer se le considera menos y más una mujer Autista pasa no solo desapercibida sino escondida, sumisa o muy rebelde. Por mi parte, espero que mi voz en algo ayude a otras personas. Y solo una sugerencia o quizá más que eso para todas las mujeres Autistas, si alguien te dice que eres extraña, rara o loca solo sonríe y di: “sí, tal vez lo sea” porque comprende algo, ellos no conocen el tema y aún sabiéndolo, jamás lograrían entender nuestro pensamiento lógico. Solo las personas que realmente te aman harán todo para comprenderte así que el resto no tiene por qué afectarnos. Lucha por tu sueño y que nada te detenga y siéntete orgullosa de ser quien eres. El decir “sí, soy AUTISTA y única como tú”.

Sandra Zubieta

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *