Algo más sobre la salud mental

El periódico electrónico Ojo Público nos reporta una realidad que, con la crisis de la COVID-19, se podría agravar. Desde un análisis realizado en España, se describen problemas en materia de salud mental como resultado de la presente pandemia, así como la descripción de adaptaciones en los tratamientos de salud mental para poder atender tal necesidad.

Puesto que nos encontramos ante un problema global, uno que afecta más a quienes tienen condiciones que facilitan problemas psicológicos en estos días, vale la pena preguntarnos si la preocupación por la salud mental. Cómo se logrará contar con servicios necesarios, si se puede lograr en el tiempo necesario, especialmente si consideramos los déficits históricos en materia de salud mental, considerando esta nueva situación.

No debemos dejar de lado a la comunidad autista, una de quienes más necesita atenciones en dicho aspecto. La comunidad autista, en particular la más joven, necesitará de orientación, de sanación, de readaptación. ¿Qué futuro depara ante la necesidad de readaptar todo el sistema, de cambiar cómo se administraba la salud mental institucional tomándolos en cuenta, junto a muchas personas afectadas en más de una forma? Las respuestas no serán fáciles, pero sí necesarias.

Las oportunidades son grandes, pero también las amenazas. Y es tiempo de estar a la altura.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *