¿”Persona con autismo” o “Autista”?

Como parte de una polémica instalada hace muchos años que tiene que ver con lo que se denomina el lenguaje de “la persona primero” cuando nos referimos a alguien con “discapacidad”, hemos traducido el siguiente texto de Jim Sinclair sobre el tema:

¿Por qué no me gusta el lenguaje de “la persona primero”? (Jim Sinclair)

Yo no soy una “persona con autismo.” Yo soy una persona autista . ¿Por qué esta distinción me importa ?

1 ) Decir “persona con autismo ” sugiere que el autismo puede ser separado de la persona . Pero no es así. Puedo ser separado de las cosas que no son parte de mí y seguir siendo la misma persona. Normalmente soy una “persona con una camisa de color púrpura” pero que, también, podría ser una “persona con una camisa azul” un día y una “persona con una camisa amarilla ” al día siguiente, y seguiría siendo la misma persona dado que mi ropa no es parte de mí. Pero el autismo es parte de mí. El autismo está cableado en las formas en las que trabaja mi cerebro. Yo soy autista porque no puedo separarme de cómo mi cerebro funciona.

2 ) Decir “persona con autismo”, sugiere que, incluso si el autismo es parte de la persona, no es una parte muy importante. Las características que son reconocidas como centrales para la identidad de una persona se valoran adecuadamente como adjetivos e incluso se pueden utilizar como sustantivos para describir a personas: hablamos de personas “mujer”, “hombre” e incluso acerca de “hombres” y “mujeres” y “chicos” y “chicas”, no sobre “la gente con masculinidad” ni “personas con feminidad.” Describimos las identificaciones culturales y religiosas de las personas en términos tales como “ruso” o ” católico”, no como “persona con rusianidad” o “persona con catolicismo.” Se describen aspectos importantes de los roles sociales de las personas en términos tales como “padre” ó “trabajador”, no como “persona con paternidad” ó “persona que tiene un trabajo.” Se describen aspectos importantes de la personalidad de la gente en cuanto a tales como “generoso” ó “extrovertido” no en lenguaje de “la persona primero” como “persona con generosidad” o “persona con extroversión.” Sin embargo, el autismo es más profundo que la cultura y los sistemas de creencias aprendidas. Imprime la forma en la que nos relacionamos con los demás y cómo nos ubicamos dentro de la sociedad. Incluso imprime la forma en que nos relacionamos con nuestros propios cuerpos. Si no tuviera un cerebro autista, la persona que soy no existiría. Soy autista porque el autismo es una característica esencial de mí como persona.

3 ) Decir “persona con autismo” sugiere que el autismo es algo malo, tan malo que ni siquiera es consistente con ser persona. Nadie objeta el uso de adjetivos para referirse a las características de una persona cuando se consideran de modo positivo o neutral. Hablamos de las personas zurdas, no “las personas con ser zurdidad” y acerca de las personas atléticas o musicales, no de “personas con capacidad atlética ” o “personas con musicalidad. ” Podríamos llamar a alguien “persona de ojos azules ” o “una persona con los ojos azules “, y nadie objeta este descriptor. Sólo cuando alguien decide que la característica a la que se hace referencia es negativa es cuando, de repente, la gente quiere separarla de la persona. Sé que el autismo no es una cosa terrible y que no me hace menos que otra persona . Si otras personas tienen problemas para recordar que el autismo no me hace menos que otra persona, entonces ese es su problema, no el mío. Vamos a encontrar una forma de recordarles que soy una persona, sin tratar de definir una característica esencial de mi personalidad como algo malo. Soy autista porque acepto y me valoro como soy .

Traducción: Ernesto Reaño

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *