Lo nuevo

Abril no es el límite

  Desearíamos que el mes de abril hubiese resultado mucho

No podemos ser más “Aspergers”

  Agradecimientos A Alhelí Málaga Sabogal por la motivación inicial

Abril no es el límite

AAMwordcloud3

 

Desearíamos que el mes de abril hubiese resultado mucho más memorable; pese a nuestros mejores esfuerzos, la concientización sobre el espectro autista y su aceptación resultante no parecen algo fácil de lograr. Asimismo, desearíamos que Hans Asperger no hubiera resultado una imagen tan negativa para la causa, más allá de de sus aportes científicos. Pero, pese a todo ello, sí hemos logrado mejorar la vida de quienes cuentan con los servicios de EITA; eso motiva a superar cualquier dificultad presente o futura.

No obstante, la concientización necesita ir más allá de un solo mes. Para quienes trabajan en ayudar a las personas dentro del espectro, se vuelve una labor de toda la vida. Siempre hay algún aspecto que aclarar, una facilidad que mejorar, una familia por la cual interceder. Abril es, simplemente, un punto de encuentro informacional, un tiempo en el que se programa la agenda intelectual de todo lo que se hará por el resto del año; la concientización del autismo necesitará durar todo lo que dure la existencia humana.

Entonces, desde la intersubjetividad, en las interacciones cara a cara y en las publicaciones, todo lo nuestro gira principalmente a concientizar sobre la realidad del autismo. Si no hacemos saber qué exactamente ocurre, si no impartimos conocimiento, nos arriesgamos a que solo se busque dar solución rápida a un problema en vez de mejorar la sociedad para que deje de resultar un problema (lamentablemente, esto ocurre frecuentemente en la medicina). Eso no servirá de mucho en el caso de la mente humana. El compartir información se vuelve una labor indispensable para apoyar a las personas autistas.

Finalmente, todo lo anterior pasa poder formar a individuos autistas para que sean quienes comuniquen principalmente la realidad en el espectro. No solo requerirá de que se den a comprender ante las personas de mente “normal”, también ayudarán a que otras personas en el espectro se comprendan a sí mismas y puedan así formar una cadena de apoyos. Cuando se consiga ello, se habrán plantado las raíces para un cambio sustancial en nuestro accionar.

Abril solo es el punto de partida para compartir información y lograr hacerla llegar a la gente. No toca hacerlo por lo que queda del año y mientras sigamos en este mundo.

Mario Augusto Puga
Activista Autista.

Agregue un comentario