La mitad de los autistas adultos son ‘abusados por alguien que consideraban su amigo’

Son estas noticias lo cotidiano de la vida de las personas con Autismo/Asperger. Hablamos del segmento más vulnerable de la población: no poder “leer”, comprender, las intenciones de los otros, los hace víctimas de todos los abusos imaginables. Nunca será suficiente el cuidado que la sociedad ponga. Por eso nos oponemos a la idea de una “inclusión ingenua” y reafirmamos el valor de la “convivencia” y del cuidado específico.

Por noticias como esta que viene de Inglaterra. Sólo un botón. Por Adrian Palmer. Por todos los diferentes, por todos los neurodiversos.

Traducimos la noticia de The Observer

Adrian Palmer

El Autismo de Adrian Palmer significó soportar momentos duros en la escuela, y fue aprovechado cuando hizo la transición a la edad adulta.

Antes de que la condición de su nieto quedase clara, Margaret Palmer solía considerar el lado bueno de las personas. Ahora tiene una visión muy diferente.

“La crueldad, la antipatía, la falta de comprensión hacia las personas con autismo es horrible. No sólo de la policía y de los servicios sociales, sino de la gente, del público”, dijo. “Adrian era encantador, un chico fantástico y muy especial para nosotros. Fue la forma en que los otros lo trataron la causa del problema.”

Una nueva encuesta realizada por la Sociedad Nacional de Autismo (NAS) y que se publicará esta semana con motivo del lanzamiento, este lunes, de su nueva campaña, Descuidado, muestra lo difícil que puede ser la vida para los adultos con esta discapacidad. Un sorprendente 44% de los encuestados admitió que se quedaron en sus casas tanto como fue posible por temor a ser hostigados. Casi un tercio informó haber guardado dinero o posesiones robadas, mientras que el 37% había sido forzado o manipulado para hacer algo que no querían por alguien que consideraban como amigo. Casi la mitad (49%) de las 1.300 personas encuestadas reportaron haber sido abusados ​​por alguien que consideraron como amigo.

Una consulta está en marcha sobre los nuevos criterios del gobierno para la elegibilidad de adultos al acceso a la atención social y la NAS está profundamente preocupada porque aún cuando el número de personas que están siendo diagnosticados con trastornos de autismo aumentan, la legislación prevé descender los niveles de apoyo y cuidado.

“Ya es bastante desigual”, dijo Tom Madders, director de la campaña NAS. “Sólo la mitad de las autoridades locales ofrecen opciones de diagnóstico. Estamos empezando a ayudar a los niños que tienen autismo un poco mejor pero para los adultos, los servicios son muy pocos y distantes entre sí. A menudo escuchamos sobre el acoso y el aislamiento, sobre personas que han sido arrestadas cuando no habían cometido ningún delito pero los resultados de la encuesta, sobre el abuso y la negligencia, todavía nos sorprenden”, dijo.

“Las personas con autismo pueden tener dificultades para interpretar las intenciones de los demás, elegir mal las relaciones, y, al dejarlos sin soporte, muchos se aprovechan de ellos. Nuestra principal preocupación es que los planes del gobierno para el sistema de atención podrían hacer que esta desesperada situación sea aún peor. Los nuevos criterios quitan posibilidad de apoyo a las personas si el “abuso ha ocurrido o va a ocurrir”, esto es un criterio esencial para las personas vulnerables con autismo “.

Adrian Palmer fue diagnosticado con el síndrome de Asperger a los 14 años y siguió las evaluaciones para recibir apoyo de los servicios sociales a los 18. Su familia sabía que estaba en riesgo con la gente que frecuentaba y necesitaba ayuda para su transición a la adultez. Pero, si bien la evaluación encontró que Adrian tenía dificultades en la interpretación de las intenciones de los demás y era fácilmente engañado, los riesgos no fueron juzgados suficientes como para recibir apoyo.

A los 21 años denunció haber sido violado por un hombre con quien había hecho amistad. Sus padres apelaron de nuevo a la policía y a los servicios sociales y, finalmente, se aprobó un poco de apoyo por la noche. Cinco días más tarde, en mayo de 2006, Adrian fue asesinado por el hombre al que había acusado de violación. Bajo los criterios propuestos por el gobierno, Adrian no era elegible para la ayuda. La policía de West Mercia admitió, después, haber fallado al no investigar adecuadamente sus quejas y los servicios sociales pidieron disculpas a su familia.

Su asesino, Ben Murphy, 23 años, fue condenado a cuatro años de prisión por homicidio y cumplió dos.

“Es horrible pensar lo que un poco de apoyo podría haber hecho, podría haberlo cambiado todo”, dijo Margaret Palmer. “Uno trata de hacer lo mejor pero necesitamos un poco de apoyo, a veces, quizá no todas las familias pero algunas sí. Nosotros lo hicimos. Pero la policía no hace nada, los servicios sociales no hacen nada.

“Adrian tuvo una historia larga, larga. Pasó por muchas cosas cuando era joven, durante toda la escuela la gente era terrible con él, profesores y alumnos. Era espantoso llevarlo a la escuela, su pequeño corazón latía, tan ansioso. Nos duele tanto que nadie quisiera escuchar o tratar de entender que si sólo lo hubieran tratado correctamente hubiese florecido”, agregó.

“Cuando tenía 18 años empezó a beber. Tratamos de decirle que no era la forma de socializar, de hacer amigos, pero los servicios sociales sólo decían que aprendería de sus propios errores. Nos aconsejaron dejarlo sin hogar si no podíamos hacerle frente. Me quedé muy sorprendida. Las personas con las que andaba eran horribles, pero no pudimos ver que estaba siendo manipulado. ”

Otra víctima, Rose, de 54 años, fue diagnosticado con autismo hace 18 meses. Su condición sólo se hizo evidente cuando su marido se marchó hace cinco años, obligándola a valerse por sí misma. Su hija, que ahora tiene 21 años, fue diagnosticada de 19 años y su hijo cuando tenía nueve años. “Te hace muy propenso a la depresión”, dijo. “Todos nosotros estamos ahora con alguna medicación. Te hace sentir inútil saber que no encajas. Te sientes en el limbo”. Ha sido blanco de personas que le han robado y abusado sexualmente de ella.

“Es difícil cuando no sabes la intención de alguien. Uno sólo quiere hacer amigos, pero no lo sientes profundamente. He luchado duro para conseguir cualquier ayuda. Con mis experiencias en los últimos años he llegado a desconfiar totalmente de las personas. No creo que quede gente decente”.

 

1 thought on “La mitad de los autistas adultos son ‘abusados por alguien que consideraban su amigo’

  1. Socializar o Aislarse?

    Al socializar, se descubre la crueldad e hipocresía del ser humano; pero también en pocos casos la nobleza…

    Tal vez, debemos aprender a no dar importancia a aquello que no merece la pena recordar, no importa cuanto daño se haya causado,

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *