Lo nuevo

Felices fiestas, de parte de EITA

El equipo de EITA desea que toda la comunidad autista

El final de 2017 sigue siendo un principio

  Falta poco para que el año 2017 llegue a

Felices fiestas, de parte de EITA

st,small,215x235-pad,210x230,f8f8f8.lite-1u3
El equipo de EITA desea que toda la comunidad autista y Asperger pueda pasar unas muy felices fiestas de fin de año. Esperamos, con el mayor deseo del mundo, que la niñez neurodiversa pueda disfrutar de aquellos preciosos momentos reservados para la niñez. Asimismo, deseamos a los adolescentes y adultos también neurodiversos que puedan aprovechar estas celebraciones para poder pasar algo de tiempo con sus amistades y familiares. En general, esperamos que todos la puedan pasar de lo lindo.

Pese a que para muchas personas de nuestra comunidad es difícil mantener algún grado de optimismo, visto y considerando todo lo sucedido durante estas fechas (no solo en el Perú, sino también en el mundo). Pero, especialmente hablando desde nuestra experiencia, es necesario aprovechar toda oportunidad para sentirnos mejor y para recordar que hay algo de positivo en nuestras amistades y nuestros familiares. Hay que aprovechar esta oportunidad, así usualmente la demos por sentado.

No obstante, hay algo que siempre será fuente de problemas a lo largo de estas fechas: nuestra hipersensibilidad a los ruidos. Los juegos pirotécnicos, lamentablemente, volverán, como en años anteriores. ¿Qué hacer? A los de nuestra condición, pedir apoyo para evitar el horroroso ruido y otras circunstancias horribles (audífonos, alguna bebida relajante, etc.). A las familias neurotípicas, corresponde apoyar a sus familiares neurodivergentes, tomar en cuenta la protección que necesitarán en dichos momentos y, sobre todo, actuar sin poner excusas; he ahí una genuina demostración de cariño y respeto. Ante la falta de soluciones estructurales, solo queda recurrir a la empatía humana.

Y, finalmente, de eso se trata lo que se conmemora durante estas fechas, especialmente la Navidad: de poder dar algo sin necesariamente esperar algo a cambio. Es hora de regalar comprensión y cariño, con la noción de que no es algo que alguien se merezca, sino algo que viene con la condición humana, sea como sea. Y tengamos en cuenta el motivo de celebración del Año Nuevo: la renovación, el cambio para mejorar. En nuestro caso, la comprensión y cariño serán el punto de partida para el cambio sostenido de actitud en la sociedad para que quienes antiguamente solo recibieron escarnio y desprecio puedan experimentar, finalmente, la completa igualdad en la sociedad y una comprensión manifestada en apoyos a todo nivel. Y a eso vamos.

Por estos motivos, deseamos felices y neurodiversas fiestas. Porque la felicidad más duradera yace en que aceptemos y apoyemos a nuestros semejantes, entender cómo se sienten y qué podemos hacer para mejorar sus vidas, aunque sea un poco. De ahí surge un placer único, desconocido para quienes solo se limitan por el egoísmo. Un placer que va más allá de un año que se renueva, más allá de una vida humana: es un placer para toda la eternidad.

Nos vemos en 2018. EITA siempre estará listo para los desafíos de su misión.

Mario Puga, activista Asperger.

Agregue un comentario