El Asperger en el s. XXI: Segunda Parte

Ya es oficial que la Asociación Psiquiátrica Norteamericana ha removido el diagnóstico de Síndrome de Asperger para la versión de su nuevo manual, el DSM-V, a aparecer en Mayo de 2013.

Hace un tiempo empezamos a ocuparnos del tema en este artículo. Ahora quedan hacer unas precisiones fundamentales, sobre todo para aquellos que cuentan con este diagnóstico y sus familiares:

1. Si bien este manual es una guía importante para psiquiatras y algunos psicólogos, su ámbito “oficial” es el de la Asociación Psiquiátrica Norteameriacana, a la cual se adscribe.

2. El Manual diagnóstico de la Organización Mundial de la Salud, el ICD-10, es el que rige los criterios diagnósticos a nivel mundial. En este manual se considera al Síndrome de Asperger como entidad diagnóstica y, al parecer, no será removido de la versión 11 de éste.

3. En la discusión sobre el DSM-V, el grupo de debate termina aceptando que, en el futuro se podrá poner una nota explicando que se diagnostica autismo “a la manera como se llamaba anteriormente Síndrome de Asperger”:

There may be some individuals with subclinical features of Asperger/ASD who seek out a diagnosis of ‘Asperger Disorder’ in order to understand themselves better (perhaps following an autism diagnosis in a relative), rather than because of clinical-level impairment in everyday life. While such a use of the term may be close to Hans Asperger’s reference to a personality type, it is outside the scope of DSM, which explicitly concerns clinically-significant and impairing disorders.  ‘Asperger-type’, like ‘Kanner-type’, may continue to be a useful shorthand for clinicians describing a constellation of features, or area of the multi-dimensional space defined by social/communication impairments, repetitive/restricted behaviour and interests, and IQ and language abilities. 

4. Lo anterior tiene que ver con el hecho de que, como señala Baron-Cohen, el saber psiquiátrico se centra en los síntomas y no las causas. Este mismo investigador está encontrando marcadores genéticos que diferencian al Autismo de Alto Funcionamiento del Síndrome de Asperger (sin dejar de pertenecer ambos a la constelación de las Condiciones del Espectro Autista). Pueden revisarse, también, los siguientes trabajos:

– G. M. McAlonan, C. Cheung, V. Cheung, N. Wong, J. Suckling and S. E. Chua (2009) Differential effects on white-matter systems in high-functioning autism and Asperger’s syndrome. Psychological Medicine , 39, 1885–1893.

– F. Toal, E. M. Daly, L. Page, Q. Deeley, B. Hallahan, O. Bloemen, W. J. Cutter2, M. J. Brammer, S. Curran, D. Robertson, C. Murphy, K. C. Murphy and D. G. M. Murphy (2010) Clinical and anatomical heterogeneity in autistic spectrum disorder: a structural MRI study. Psychological Medicine , 40, 1171–1181.

De los cuales se deduce la pertinencia y la relevancia científica de mantener la categoría diagnóstica de Síndrome de Asperger.

5. Nadie ha dudado jamás, que el Síndrome de Asperger pertenece a las formas leves de las Condiciones del espectro Autista.

6. El “ser Asperger”, trasciende los criterios diagnósticos para convertirse en un grupo que reivindica su derecho a la Neurodiversidad y se ve a sí mismo como una minoría cultural que procesa la información de manera diferente: Aspies for Freedom.

Por todo ello, no sólo no debemos dejar de usar esta categoría (salvo en los países que se rijan por el DSM y que lo obliguen para poder acceder a ayudas) sino que debemos investigar más y mejor.

Ernesto Reaño

3 thoughts on “El Asperger en el s. XXI: Segunda Parte

  1. No entiendo.
    Se luchó por el que la homosexualidad no sea causa de discriminación y finalmente fue retirada como patología del DSM.
    Igual se ha hecho con este gran grupo heterogéneo en el cual se difuminan aún el “Espectro Autista” y el Asperger. Pero quienes lucharon por la aceptación del concepto “neurodiversidad”, ahora no están conformes con que no sea considerada una patología en el DSM.
    ¿A qué Asperger le parecería consecuente?

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *