Lo nuevo

“Atypical” de Netflix: una mirada.

Mucha expectativa causó el anuncio de la serie de Netflix

El caso del colegio Tener contra Ernesto Reaño.

Este texto fue escrito como recuento el 15 de septiembre

Diferente-Mente: El verano, las vacaciones, la playa y las personas con Asperger.

¡Gracias por seguirnos!

Cualquier pregunta o sugerencia: informes@eita.pe

2 respuestas a “Diferente-Mente: El verano, las vacaciones, la playa y las personas con Asperger.”

  1. machf dice:

    La verdad que no se me había ocurrido que las quemaduras de sol en la piel también tuvieran algo que ver… definitivamente la sensación de tener arena metida en los pies y en otras partes del cuerpo resulta sumamente desagradable, y el agua salada otro tanto. Nunca le he visto la gracia a quedarse por horas en la playa… si es para descansar sin hacer nada, para eso tengo mi cama en mi dormitorio en casa, y puedo prender la TV si quiero. De chico acostumbraba llevar algo para jugar, más adelante aunque sea un mazo de cartas o algo para leer… y mínimo una sombrilla. E ir vestido con jean, camisa y botas (y una gorra), quedándome así hasta que tuviera ganas de entrar al agua un rato… y ni hablar de quedarse en la playa, hay que volver a casa antes de que termine el día. Es distinto cuando se va a una casa en algún balneario, pero eso es algo que desde hace muchos años no he tenido ocasión de hacer. Hoy en día probablemente cargaría con una laptop para seguir conectado, buscar cosas en Internet, ver algún video, leer algún documento o jugar algún juego… y claro, no debe faltar una comida decente (servida en plato y con cubierto).

    La mejor hora para ir a la playa es temprano por la mañana… llegar a la playa cuando el sol no está muy fuerte y no hay mucha gente, y retirarse un poco después de mediodía. Ir por la tarde no tiene mucho caso, a menos que uno sólo vaya con la idea de caminar un poco y nada más.

    Pero en general la playa no resulta atractiva… con toda esa arena, un sol que quema y agua salada. El campo es mejor, de hecho los campamentos por definición se supone que se realizan en el campo. Hay hierba (sobre la que uno se puede echar sin problemas), árboles (que dan sombra), ríos y/o lagos de agua dulce y relativamente tranquila, animales silvestres (y para los mosquitos, pues existe repelente), y en general una atmósfera más plácida que la que se encontraría en la playa. Lástima que muchos vivan obsesionados con la idea de que “verano” tiene que ser obligatoriamente sinónimo de “playa”…

    Definitivamente la natación en piscina es relajante, y una buena alternativa a la playa son los clubes o centros de esparcimiento que cuenten con una, sobre todo si no es necesario salir de la ciudad para llegar a ellos… y suelen contar con otras instalaciones, además (por ejemplo, cafetería, y sobre todo, baños).

    En lo referente a lo de interrumpir la actividad para volver a casa… podría ser que eso sea lo que más quiere, mejor sería simplemente preguntar si ya quiere regresar, y acordar una hora determinada para eso.

    En cuanto a la recomendación de no mirar de forma indiscreta… creo que ya lo mencioné una vez, lo malo es que puede ser difícil juzgar exactamente cómo debe hacerse y que se les pase tanto la mano, que al final otros crean que no tienen interés alguno en el sexo opuesto, cuando en realidad tienen tanto como cualquiera pero ante las reacciones negativas optan por no mostrarlo… es un ejemplo más de lo difíciles de entender (y estresantes) que pueden resultar ciertas convenciones sociales arbitrarias.

  2. Mac dice:

    Buenos días,

    Soy mujer adulta con Síndrome de Asperger. Nunca me ha gustado el verano ya que no soporto el calor, ni las aglomeraciones, ni la luz.

    Respecto al calor, en una época de mi vida, siendo del norte, me trasladé a una ciudad del sur. Temperaturas de 38º para arriba. Imposible vivir. Imposible salir a la calle, estar en sitios cerrados sin aire acondicionado, hacer la compra, acudir a una consulta médica, pasear, dormir…

    En aquel momento no sabía que tenía Asperger. El médico me indicó una intolerancia al calor extrema, por lo que me aconsejó que regresara al norte donde la temperatura no sube de 25º aproximadamente. Temperatura, que en días de verano sin brisa, llevo muy mal.

    Todo ello condiciona mucho mis periodos vacacionales, disfrutándolos siempre, en época otoñal o invernal.

    Otro detalle a tener en cuenta a la hora de plantearme las vacaciones, es el periodo de tiempo que estaré fuera. Normalmente, al cabo de 4 a 6 días me canso mucho fuera de casa. Voy muy descontrolada sin mis cosas, mis comodidades, mis rutinas…

    En cuanto a la persona que me acompaña en vacaciones, resultan agotadoras ya que, mi concepto de vacaciones es aprovechar a hacer muchas cosas, ver sitios, conocer el entorno…, para descansar ya tengo mi casa. Por lo que me dicen, ese concepto está muy alejado del concepto de la mayoría de las personas, que esperan unas vacaciones para relajarse y descansar. En mi caso, sería incapaz de estar tumbada a la sombra, horas y horas, día tras día, sin hacer nada.

    Sigo sus programas a través de internet y me parecen muy interesantes.

    Hay un tema que me gustaría tocasen, y es la sexualidad en las personas adultas. Espero que algún día puedan hablar de ello.

    Atentamente,

Agregue un comentario