Corta reflexión sobre la vacunación

Solamente viendo el tema de las vacunas, es altamente probable que los científicos que las han desarrollado sean neurodivergentes.

Si la distribución y logística estuviera en manos de autistas, tendríamos no sólo fechas claras de entrega sino un calendario ya de vacunación para cada uno. Todo sería predecible. Pero ello, lamentablemente, está en manos neurotípicas.

Cada grupo de la neurodiversidad debería encargarse de aquello que hace mejor y el beneficio sería el mejor para todos.

Ernesto Reaño

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *