Autismo y afecto

En conmemoración del día de San Valentín, vale la pena recordar que, pese a más de un mito asociado con el autismo, las personas autistas sí podemos tener relaciones sociales basadas en el amor, y que comprendemos bien tal concepto, así como el de amistad.

Es lamentable cuando constatamos que más de un mito sobre nuestra condición persiste, particularmente cuando se trata del enamoramiento y otras relaciones basadas en el afecto. Más de una vez se piensa que no podemos entablar relaciones, que carecemos de “empatía”, que no expresamos emociones o afecto, que demostramos excesiva impulsividad, etc. Dichos mitos resultan convenientes para evitar pensar en aspectos poco agradables (es el caso del autismo y la sexualidad). Sin embargo, al insistir en estos, se nos priva de la muy necesaria comprensión a nuestra existencia.

Y, contrario a todo lo anterior, las personas autistas sí experimentamos emociones (muchas veces, con mucha mayor intensidad de la que se esperaría), sí podemos autocontrolarnos, sí buscamos entender lo que otras personas sienten o piensan y sí tenemos relaciones sociales. Siempre se debe tener en cuenta que, como solemos decir, conocer una persona autista equivale a conocer una persona autista. Somos todo un oceano de diferencias y de mentes, las extrapolaciones nunca se deben realizar con prisa.

Entonces, para los años que se nos vienen, debemos ampliar nuestra visión sobre la comunidad autista peruana y mundial. Eso requerirá entender cómo entablamos amistades, cómo nos enamoramos, cómo poder expresar nuestros sentimientos apropiadamente, cómo canalizar nuestra pasión, entre otros elementos. Será un trabajo arduo, como toda labor para mejorar la coexistencia humana, pero valdrá la pena por completo.

A modo de despedida, Feliz día de San Valentín a todas las personas autistas que nos leen y que han logrado tener una relación de pareja. Que lo disfruten muchísimo. Nos aseguraremos de que más de nosotres puedan disfrutar de esta fecha.

Mario Augusto Puga Valera

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *