Algunos recordatorios para el presente y futuro

  1. El apoyo a personas autistas en general no termina con la niñez. Muchas personas que nacieron con nuestra condición necesitarán de tales apoyos (intervenciones, algunos cambios en su vida personal o en su transcurrir diario de acuerdo con sus rasgos) por el resto de sus vidas.
  2. Muchas personas autistas tendrán dificultades en áreas que la mayoría neurotípica da por sentado. No solo veamos el caso de las personas autistas no hablantes, también tengamos en cuenta las dificultades en las funciones ejecutivas o los casos de hípersensibilidad e hiposensibilidad.
  3. No bastará con adaptaciones surgidas desde las propias familias. Aunque estas son el punto de partida, la idea es poder lograr cambios y adecuaciones más sostenibles.
  4. Muchos de los cambios para las personas autistas beneficiarán también a las personas neurotípicas. Porque normalizar la aceptación social sí requerirá entender mejor a quienes pasan diversos tipos de dificultades, así como las consecuencias de estas.

¿Por qué los presentes recordatorios? Porque son y serán parte de nuestro trabajo, y porque nos servirán de recordatorios para nuestra misión. Y se trata de un trabajo que vale la pena recordar y por el que vale la pena luchar. Confiamos en que los resultados serán los más óptimos imaginables.

Mario Augusto Puga Valera

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *