Algunos apuntes más sobre el día del orgullo autista

Hace no mucho, tuvimos la oportunidad de conmemorar el día del orgullo autista. Si bien se nos permitió la oportunidad de dar a conocer mucho sobre la fecha y el porqué de su existencia, también hemos tenido que afrontar desconocimiento y aclarar algunas cuestiones fundamentales (ver más aquí). Con todo, nos pareció un momento en que mantuvimos nuestros objetivos.

Foto de Sharon McCutcheon en Pexels

Para tomar en cuenta el por qué necesitamos tal fecha, la activista estadounidense Christa Holmans nos otorga 10 motivos por los que necesitamos del orgullo autista. Su listado comienza recordándonos que la necesidad de publicar nuestro “orgullo” de ser autista surge de nuestra búsqueda de reconocimiento y respeto a nuestra forma de vida, ambas inseparables de nuestra condición. Entonces, enumera los siguientes motivos aquí resumidos.

  1. El desprecio a vidas autistas, lo que resulta en homicidios por parte sus familias o tutores.
  2. Acoso y ataques por parte de autoridades (la policía, en este caso).
  3. “Tratamientos” que resultan torturas (se menciona explícitamente el infame Judge Rotenberg Center).
  4. La presencia de “curas” contra el autismo debido a su percepción negativa (el caso de la MMS).
  5. La obligatoriedad, en la práctica, de tener que enmascarar nuestra condición con el fin de vivir tranquilamente.
  6. La persistente estigmatización y patologización de nuestra condición y sus manifestaciones.
  7. La búsqueda de autonomía para personas autistas.
  8. La ausencia de accesibilidad en espacios públicos y privados.
  9. El hecho de que “autista” se siga considerando una forma válidad de insultar.
  10. Ausencia de representación apropiada en los medios de comunicación.

Pensemos cuántas de las realidades aludidas podemos encontrar en nuestro país. ¿Desprecio a vida autistas? ¿Incomprensión y abuso por parte de autoridades? Veamos 2019 para darnos cuenta. ¿”Curas” con que se engaña a familias? Ya están vendiéndose. ¿Carencias en accesibilidad de lugares públicos y privados? Una espantosa realidad. ¿La necesidad de vivir “enmascarados”? Definitivamente, basta con salir a la calle. ¿Constante patologización y el uso de nuestra condición como burla? Más de lo que nos gustaría aceptar.

Estamos ante una realidad global, una lucha a nivel mundial. El día del orgullo autista forma parte de esta. Y aquí está el desafío, lograr cumplir con todas las reivindicaciones necesarias. Por eso nos unimos, por eso nos pronunciamos y por eso afirmamos nuestra presencia.

Contamos con que una mejor realidad es posible. Y estamos trabajando para ello.

Mario Augusto Puga Valera

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *