Lo nuevo

EITA en Reynosa, México, este 3 y 4 de junio de 2016

  Es un honor para nosotros confirmar que Ernesto Reaño,

El diagnóstico de Autismo no es interminable

El diagnóstico de Autismo (de Condiciones del Espectro Autista) debería

Acerca de eita

El Equipo de Investigación y Tratamiento en Asperger y Autismo (EITA) fue creado en el 2008 por iniciativa del psicólogo y lingüista Ernesto Reaño. EITA surge con la idea de cubrir las necesidades de la población diagnosticada con Síndrome de Asperger, Autismo de Alto Funcionamiento y Trastorno Pragmático del Lenguaje, así como de las consultas de las familias y amigos de estas personas. El marco conceptual con el que se trabaja va acorde con los avances y descubrimientos de la Ciencia Cognitiva y de la Teoría de la Mente y de la Neurodiversidad.

La Neurodiversidad, como concepto y práctica, supone aceptar que dentro de la biodiversidad humana las personas que poseen conformaciones cerebrales diferentes tendrán procesamientos distintos del “mundo real”. Desde este punto de vista, nos oponemos a denominaciones que incluyan la palabra “discapacidad” o “transtorno”. Consideramos la necesidad de ir más allá del discurso neurotípico (los pretendidamente “normales”) para construir uno del neurodiverso/neurodivergente.

Así, el Autismo no es una condición que presente un solo patrón. En la actualidad, se reconoce que, al interior del Autismo, hay todo un espectro, denominado “Transtornos del Espectro Autista” – nosotros usamos el término: Condiciones del Espectro Autista (CEA) – que suelen clasificarse como verbales o no verbales, con o sin discapacidad intelectual para medir su grado de “severidad”. Al hablar de “autismo con o sin discapacidad intelectual”, encontramos problemas relevantes con esta distinción. Los que asumimos científicamente la Neurodiversidad, sabemos que no existe la “discapacidad” más allá de la que los propios estándares de una sociedad crea y quienes quedan al margen. No existe, por tanto, la “discapacidad” salvo en la ineficacia social para lograr que cada persona pueda desempeñarse según sus habilidades. Por eso, esta distinción me parece que no aporta a la comprensión del Autismo. La idea es averiguar cuáles son las potencialidades del individuo autista y luego tratar de adaptar el entorno a su desarrollo. Igual confusión es la que crea la distinción “autismo verbal o no verbal”, sabiendo que el lenguaje es sólo un medio más que tiene la cognición humana como vehículo de expresión; el más común sí, pero no el único ni el mejor.

El propósito de EITA es trabajar con la población que se encuentra en la esfera del llamado Autismo de Alto Funcionamiento (AAF), el Síndrome de Asperger (SA) y los “Transtornos” Pragmáticos del Lenguaje, ofreciendo servicios y atención especializada.

Desde el discurso de la Neurodiversidad, asumimos una visión diferente de estas personas desde las siguientes perspectivas:

No presentan ni enfermedades ni trastornos  sino, mas bien, condiciones. Se trata de personas -como hemos señalado- que procesan el mundo de manera distinta y que, como producto de ello, configuran la “realidad” de manera diferente. No existe una “cura” (pues no hay enfermedad) y estas condiciones no suponen una tragedia. Debemos proporcionar a estas personas herramientas para adaptarse a nuestro entorno y debemos aprender a establecer puentes con ellos.

Hacemos énfasis en las habilidades y destrezas específicas(talento cuando se trata de sistematizar información) y no en las debilidades, asociadas a la idea de “discapacidad”, para adaptarse a nuestros códigos sociales. Los neurotípicos tienen un procesamiento particular de la “realidad”, basado en la importancia de la comprensión de emociones y de las intenciones de los demás (empatía). Los enfoques psicoeducativos centrados en la enseñanza de las habilidades sociales y el fomento de la empatía, a través de las capacidades para sistematizar, garantizan mejores resultados en la adaptación del individuo neurodiverso/neurodivergente.

Establecemos contacto con instituciones educativas, laborales y civiles con el fin de explicar en qué consisten estas condiciones y cómo, adecuando el entorno, podemos lograr que estas personas se desarrollen creativa y profesionalmente de manera eficaz en un marco de respeto y convivencia mutuos. Creamos y asesoramos asociaciones y redes para padres y personas que presenten las condiciones descritas.

Nuestro equipo

Reanno Ernesto Reaño: Director. Psicólogo Clínico y Lingüista. Áreas: Diagnóstico, terapia, investigación. Formación: Doctorando Ciencias del lenguaje Université Sorbonne Nouvelle Paris III, Formaciones doctorales: Université de Limoges, Universidad Autónoma de Madrid. Máster Ciencias del Lenguaje Université Sorbonne Nouvelle Paris III. Licenciatura en Psicología Clínica PUCP.
ernestoreano@eita.pe
foto eita maider Maider Campos: Psicóloga. Áreas: Diagnóstico, terapia, familia. Formación: Licenciatura en Psicología. Especialidad en Psicología de la Intervención Psicosocial. Universidad de Deusto. Máster Terapia Familiar y de Pareja. AVAPSI. San Sebastián.
maider@eita.pe
Marilia Marilia Baquerizo: Psicóloga. Áreas: Diagnóstico, terapia. Formación: Universidad Continental. Laboratorio de Neurociencia y Comportamiento – UPCH.
malubaq@eita.pe
Arango Natalia Arango: Educadora Especial. Áreas: Intervención psicopedagógica. Formación: Tecnológico de Antioquía.
natalia.arango@eita.pe
Miguel Pinto Miguel Pinto: Poeta. Área: Administración de EITA.
miguel.pinto@eita.pe
 Irene-foto Irene Castilla: Educadora, terapeuta. Áreas: Diagnóstico, terapia, familia. Formación: Licenciada en Pedagogía, Master en Terapia familiar y de pareja. Universidad Complutense de Madrid. Centro Athenea.
irene.castilla@eita.pe
Leticia Vanesa de Sousa: Piscóloga. Técnico de escuelas infantiles. Áreas: Diagnóstico, terapia. Taller de Habilidades sociales. Formación: Universidad de Salamanca. Euroinnova.
vanesadesousa@eita.pe